7ce71ee9f0931c4ea73943235dd5af32.jpg
Real del Monte

Real del Monte

Real del Monte

Ubicado en el corredor de la Montaña a solo 12 km. de La capital Hidalguense , El Real del Monte históricamente reúne tres grandes símbolos de Hidalgo que son: los talleres de plata, los pastes que son parte de nuestra gastronomía y el futbol ya que se dice que fue aquí donde se jugó el primer partido en todo México; Hoy en día se puede pasear por sus inclinadas calles adoquinadas y disfrutar la vista de las casas multicolores, algunas de las cuales han remodelado sus interiores para dejarlos como estaban hace más de un siglo. A principios del siglo XX existieron en esta población más de 140 minas, y en algunos años la explotación de plata de la región ocupó el primer lugar del mundo. Cada fin de semana y días festivos es común ver llegar cientos de visitantes a disfrutar de este Pueblo Mágico orgullo de los hidalguenses.

MINA LA DIFICULTAD

La Mina La Dificultad, ahora transformada en un Museo de Sitio y Centro de Interpretación, es el conjunto histórico monumental más importante de Real del Monte y un valioso testimonio de las grandes transformaciones tecnológicas, a finales del siglo XIX, en México. Cuenta con los mejores ejemplos del patrimonio industrial minero, del fin de una era, la del vapor, y el inicio de otra, la de la electricidad.

MUSEO DE SITIO MINA DE ACOSTA,REAL DEL MONTE

En Real del Monte se ha abierto como Museo de Sitio la antigua mina de Acosta, que posee una riqueza muy importante de arqueología industrial en donde se aprecian tecnologías mineras de diversas épocas. Se han realizado importantes trabajos de museografía en lo que antaño funcionó como bodegas, cuartos de máquinas y un socavón de 400 metros que el paseante visita equipado con casco, lámpara, botas y overol minero. La Mina de Acosta se caracteriza porque tiene una de las chimeneas mineras más antiguas y mejor conservadas. Es muy importante recorrer también lo que fue la Casa del Superintendente que posee mobiliario original de la época inglesa. Al oriente de la plaza principal de Real del Monte inicia la calle Guerrero la cual desciende unos dos kilómetros hasta llegar a la antigua mina. Funciona también una librería, y hay venta de postales y souvenirs. Los recorridos son con guías especializados. Antiguo Camino a Guerrero s/n, Real del Monte, Hidalgo

MUSEO DE MEDICINA LABORAL

Este museo es el primero en su tipo en nuestro país, se encuentra en las instalaciones del antiguo Hospital Minero y conserva el instrumental médico y las unidades donde se atendía a los mineros accidentados. El visitante tendrá la oportunidad de conocer los tratamientos y los riesgos profesionales de este gremio. Cuenta con salas en donde se promueven exposiciones temporales de distintas expresiones artísticas. También posee un auditorio, que se renta para eventos sociales y culturales. Dirección: Calle Hospital núm. 10, Barrio Hospital. Real del Monte, Hidalgo.

PARROQUIA DE LA ASUNCIÓN

En el centro de Real del Monte está una pequeña pero acogedora plaza, con un quiosco y una fuente, que los mineros ingleses trajeron en 1885. Frente a esta plaza está la Parroquia de la Asunción, cuya construcción se inició en el año de 1563; en 1578 el arzobispo y virrey don Pedro Moya de Contreras ofició la dedicación del templo que está bajo el patrocinio de la Virgen de la Asunción. Sin embargo, esa antigua edificación se sustituyó por la que existe actualmente, fabricada en mampostería y bóveda, patrocinada por Pedro Romero de Terreros en 1762; tiene dos torres, la del sur, con todo y su reloj, se agregó en 1842, financiada con donativos de mineros. Las campanas también fueron costeadas por los barreteros. Sobre el arco de entrada se construyó una capilla abierta, sus altares típicos de la época y del estilo neoclásico.

CAPILLA DEL SEÑOR DE ZELONTLA

En esta modesta capilla recibe culto el Señor de Zelontla, el Cristo de los mineros. La escultura de encino, quizá del siglo XVII, representa a Jesús, el Buen Pastor, pero originalmente pudo haber sido un Cristo doliente. La devoción popular le ha colocado un sombrero de fieltro y una lámparade carburo, como las que usaban los mineros. Cuenta una leyenda que la escultura fue encargada a España, desde donde arribó a Pánuco. Iba en camino hacia la Ciudad de México cuando, al pasar por Real del Monte, sus portadores pidieron posada para pernoctar en la casa de don Nicolás Munguía. Al día siguiente, cuando intentaron cargar la escultura, ésta pesaba tanto que no lograron moverla. La imagen tuvo que quedarse en Real del Monte, donde se le construyó una capilla. Consta del templo, la capilla y una pequeña bodega, la superficie ocupada por el atrio se utilizó para colocar una escalinata que cubre todo el frente. Es de una sola nave, de mampostería, con revestimiento de cañón seguido y piso de mosaico.

PEÑAS CARGADAS

A sólo diez minutos al noroeste de la ciudad de Pachuca, por una carretera que cruza el bosque, se encuentra una de las bellezas naturales de mayor impacto en Hidalgo: Peñas Cargadas, paraje verde donde se alzan enormes piedras en forma de columnas de 80 metros aproximadamente, las cuales sostiene en su punta otras piedras también de grandes proporciones y tonelajes, rodeadas de una vegetación de pino, encino y oyamel, también es un ideal escenario para la práctica de deportes extremos, caminatas, días de campo y campamentos. Este lugar es un abierto desafío al equilibrio del que la naturaleza ha salido triunfante.

PANTEÓN INGLÉS

Es inusual que un guía turístico recomiende visitar un cementerio, sin embargo la magia, el misterio y originalidad del Panteón inglés lo convierten en un sitio muy atractivo. Construido por los habitantes ingleses que llegaron a Real del Monte a finales del siglo XIX, es un sitio localizado en un hermoso bosque de oyameles con infinidad de flores vivas, habitado por personas de descendencia inglesa las cuales al no encontrarse en su país tienden a orientar las tumbas en miras a su nación, y muestran epitafios poéticos todos en el idioma inglés, excepto la del payaso Ricardo Bell, quien ordenó que su lápida, “diera la espalda” a las de sus desdeñosos paisanos.

BOSQUE DEL HILOCHE

Este lugar guarda grandes y hermosos parajes campestres, rodeado por hermosas vistas boscosas y áreas de exploración minera. La población es la puerta de entrada hacia este parque, donde es posible realizar días de campo y caminatas por los alrededores.